Cómo participar en grupos de autoayuda
Los grupos de autoayuda son una buena alternativa a las terapias individuales, ya que ofrecen la posibilidad de ayudar a los demás y eso también es una forma de ayudarse a uno mismo. Te damos unos consejos para aprender a participar en los grupos de autoayuda.

Lo importante es encontrar soporte, por eso reunirse un grupo de personas con las mismas preocupaciones o problemas puede ser una buena terapia para superarlo. Los grupos de autoayuda funcionan siempre dirigidos por un profesional, aunque también pueden realizarse por autogestión. Sin embargo, lo fundamental es la participación conjunta para hacer frente a una problemática en común. Compartir la experiencia, el dolor y sus posibles soluciones es beneficioso para encontrar una salida.

En estos grupos tienes una doble misión, ayudar y dejarte ayudar. Por ello, debes ser consciente que asumirás un compromiso contigo mismo pero también con el grupo. Este compromiso te ayudará a responsabilizarte. También conseguirás identificar más rápidamente el problema y así encontrar una solución. La identificación con otra persona que se ubica en una posición similar a la tuya respecto a la problemática que padeces, influye de manera saludable en tu tratamiento, puesto que te verás reflejado.

Aprovecha la gratuidad de estos grupos de autoayuda, puesto que funcionan de manera gratuita o como mucho requieren de contribuciones voluntarias para solventar las mínimas necesidades de los materiales. Por ello, en general, al escoger esta modalidad de tratamiento no encontrarás restricciones económicas. Solucionar tus problemas será menos costoso.

No tengas miedo ni vergüenza. Acércate y una vez hayas escogido el grupo al cual deseas asistir, sólo tienes que comunicarte o concurrir directamente al lugar donde el mismo se lleva a cabo y pactar una entrevista. ¿A qué esperas para empezar?