¿Pedir disculpas o pedir perdón?
¿Has hecho daño a otra persona y/o has herido sus sentimientos? Cuando ofendes a alguien aunque no haya sido intencionado lo justo es que le pidas perdón y te arrepientas de haberle hecho daño a esa persona querida para ti. Es posible que pienses que no has hecho nada malo como para pedir perdón o que no ha sido para tanto, pero sólo por el hecho de haber ofendido a alguien es suficiente para que le pidas perdón y así poder continuar con la relación que teníais hasta el momento. Las palabras “lo siento” son muy eficaces para resolver este tipo de problemas.

Si quieres pedir perdón a una persona querida es muy importante sobre todo que seas sincero y también y no menos importante, que cuides tus formas y tus palabras durante el momento de hablar de lo que ha ocurrido. ¡Pero ojo! Porque pedir disculpas y pedir perdón no es lo mismo, son cosas muy distintas, ¿quieres saber la diferencia entre uno y otro? ¡No pierdas detalle!

Pedir disculpas

Pedir disculpas implica no ser ni sentirse responsable de lo que ha ocurrido. Un ejemplo para pedir disculpas sería llegar tarde a una cita con una amiga porque ha habido un gran atasco en la carretera, en este caso pedirías disculpas porque tú no eres responsable de que haya habido un atasco pero te sabe mal que la otra persona se haya quedado esperando tu llegada.

¿Pedir disculpas o pedir perdón?

Pedir perdón

Cuando se pide perdón se debe hacer también con total sinceridad porque implica reconocer la responsabilidad que se tiene por haber hecho daño o lastimado los sentimientos de la otra persona. Pedir perdón en este caso es un gran acto de humildad y liberación cuando se realiza con el corazón en la mano y sin expectativas de ningún tipo. Pedir perdón debe ser reconocido por la persona lastimada y sólo así se podrá sanar la herida para seguir hacia adelante.