Cómo potenciar los sentimientos agradables en la rutina cotidiana
Los sentimientos agradables son aquellos que te hacen sentir bien: ilusión, alegría, satisfacción interior, tranquilidad de ánimo, paz, esperanza… Sentimientos que con frecuencia se ven alterados por el ritmo de la prisa en un atasco de tráfico, el estrés de una jornada laboral llena de imprevistos, el peso de la responsabilidad por llegar a todo… ¿Cómo potenciar los sentimientos agradables en la rutina cotidiana y mejorar tu calidad de vida?

Celebra incluso los éxitos más pequeños

Adoptar el hábito de celebrar incluso los éxitos más pequeños del día a día es un hábito fantástico de inteligencia emocional para dar valor a tu esfuerzo. Evidentemente, el premio debe de ser proporcional al hecho concreto. Sin embargo, la percepción que una persona tiene de un logro es totalmente subjetiva. En general, cuanto mayor esfuerzo te ha costado alcanzar una meta, mayor es la satisfacción personal. Sin embargo, también debes dar valor a otros frutos que has recibido de un modo más sencillo.

¿Cuál es tu visión de la vida?

La idea que tienes sobre la vida te condiciona de una forma negativa o positiva. Aquellas personas que ven la vida como una lucha tienden a vivir a la defensiva. En cambio, aquellas personas que ven la vida como un baile, se divierten ajustando la velocidad de cada paso al ritmo de la música interior (estado de ánimo). Reflexiona sobre cuáles son tus creencias para poder hacer cambios.

Cómo potenciar los sentimientos agradables en la rutina cotidiana

Comparte tu vida con los demás

Comparte tus alegrías con las personas que quieres porque entonces, la satisfacción personal se multiplica. Comparte también tus tristezas con otras personas porque al hacerlo, el peso de la preocupación también se modera. No te encierres en ti mismo y potencia el contacto presencial y virtual con los demás.

Elabora una lista de tus momentos preferidos

¿Qué pequeños grandes momentos son los que aportan un sabor dulce a tu rutina cotidiana? Elabora una lista de instantes preferidos en un día de trabajo. Cuando identifiques esos momentos, entonces, los vivirás con mayor plenitud todavía.