Cómo potenciar tu libertad
El ser humano tiene el don de la libertad, una libertad que está condicionada por ciertos factores, como por ejemplo, cada persona tiene capacidad de influir en un ámbito en concreto de la realidad (aquel que depende de su actuación directa) pero no puede controlar todos los factores del entorno. Más allá de estas circunstancias, el ser humano es realmente libre pese a que en ocasiones, pueda convertirse en esclavo de la queja y el pesimismo. ¿Cómo potenciar tu libertad personal?

¿Qué quieres hacer?

El arte de vivir en plenitud implica asumir el rol de ser protagonista en letras mayúsculas de tu historia personal. Pedir opinión a un familiar antes de tomar una decisión concreta puede ser un signo de inteligencia emocional de aquel que quiere contar con la mayor información posible antes de tomar una decisión determinada. Pero al tomar una decisión, lo más importante es que tengas en cuenta tu propio criterio y aquello que de verdad deseas hacer tú de acuerdo a tu felicidad.

Existen preguntas que no son sencillas y que invitan a la reflexión: ¿Qué quiero hacer? ¿En qué quiero invertir mi tiempo? ¿Hasta dónde estoy dispuesto a luchar por esta meta?

Cómo potenciar tu libertad

Potencia la creatividad de vivir

Existe una cualidad que desarrollan los niños con mucha naturalidad: la creatividad. Una cualidad que es importante no descuidar en la etapa adulta: ser creativo implica convertir la vida en un auténtico arte existencial al ser consciente de que cada día es un regalo y la libertad personal es un ingrediente fundamental en la consecución de nuevos objetivos.

No te dejes condicionar por el miedo al qué dirán. Vive tu propio camino rodeándote de personas que refuerzan tu propia libertad y te ayudan a ser tú mismo. Convierte la edad y la madurez en una fuente de sabiduría gracias a la experiencia adquirida que te permite conocerte mejor a ti mismo, saber quién eres, qué quieres hacer y qué razón justifica tus acciones.