Cómo quedarte con lo bueno de cada situación
La vida es un proceso de búsqueda constante, siempre estamos en el camino de tener nuevas aventuras. Para quedarte con el lado bueno de cada situación tienes que entrenar tu mente para ver el vaso medio lleno buscando siempre una razón por la que esa acción o vivencia concreta ha merecido la pena. Desde el punto de vista de la experiencia personal, todas las situaciones aportan conocimiento porque te permiten tomar conciencia de una realidad. ¿Cómo quedarte con lo bueno de cada situación?

Focaliza tu atención en lo positivo

Puede que haya algo muy negativo que te hace sufrir en relación con un asunto. No tienes que ignorar esa parte sino recordar que también existe otro punto de vista posible. Por pequeña que sea una razón optimista, siempre nos reporta mayor bienestar que seguir enredados en la tragedia del dramatismo. Elige cómo te quieres sentir teniendo un control sobre tus pensamientos.

Cómo quedarte con lo bueno de las personas

Piensa que cada persona actúa lo mejor posible de acuerdo a su situación y sus recursos personales. Confía en las buenas intenciones de los demás porque incluso cuando puede que te hayan defraudado en tus expectativas, a lo mejor no ha habido ningún tipo de mala intención en ello. Llena tu mochila emocional de amor, confianza y esperanza. Y vacíate de rencores y resentimientos. Tú decides si quieres que una persona forme parte de tu vida o no a pesar de todo.

Cómo quedarte con lo bueno de cada situación

Mira a tu alrededor

Cuando nos encerramos en nosotros mismos podemos hacer una montaña a partir de un grano de arena. Sin embargo, si miras a tu alrededor descubrirás que en tu entorno más cercanos existen personas que afrontan situaciones difíciles. Y seguro que conoces a alguien que es un ejemplo de vitalidad por la actitud con la que asume las adversidades de la vida. Aprender de los demás es una buena lección de humildad para comenzar la jornada.