Cómo recomponer una amistad rota
Después de que se ha roto una relación de amistad, merece la pena profundizar en la situación a través de las siguientes preguntas: ¿Qué quieres hacer a partir de ahora? Recuerda que no siempre volver al pasado es la mejor solución. Por ello, es fundamental que seas sincero contigo mismo: ¿De verdad quieres recuperar esa amistad o no echas de menos a la otra persona? Piensa muy bien qué quieres hacer para no forzar algo que en realidad, no te apetece llevar a cabo. Asociar la amistad con el hecho de actuar por obligación o por puro compromiso puede causarte mucho dolor.

Pedir perdón

En general, pedir perdón es la única forma de dar el primer paso a la hora de recomponer un vínculo afectivo que se ha roto. El perdón te ayuda a sanar las heridas, a curarte por dentro y también, das valor a la otra persona que se ha sentido herida por ti. Uno de los grandes errores es pensar que el tiempo lo cura todo.

Para pedir perdón, muestra que haces ese gesto de corazón y no por puro protocolo. Lo mejor es que hables del tema cara a cara, pero en caso de que te resulte más fácil también puedes hacerlo por escrito. En realidad, puedes escribir un correo a la persona explicándole qué sientes y también, puedes aprovechar la ocasión para citarle a tomar un café y hablar con más calma.

Cómo recomponer una amistad rota

Ten paciencia

Una relación herida necesita tiempo para volver a la normalidad, por ello, ten paciencia porque las cosas no se arreglan de forma mágica. El perdón solo es el inicio de un largo camino en caso de que la herida haya sido muy grande. No fuerces la situación, ten contacto con la otra persona de vez en cuando porque es mejor espaciar los encuentros para que sean de calidad antes que caer en el error de hacer como si no hubiese pasado nada y que el desencanto siga ahí.

Quien tiene un amigo tiene un tesoro pero quien tiene un falso amigo tiene un sufrimiento, por tanto, valora si de verdad quieres recomponer ese vínculo.