¿Cómo recuperar el bienestar del pasado?
¿Cómo recuperar el bienestar del pasado? El ser humano es un ser temporal, con principio y final. Dicho principio y dicho fin quedan reflejados en el nacimiento y la muerte. Por supuesto, el ahora es la mayor realidad desde un punto de vista vital. Sin embargo, el pasado también existe en la mente a través del recuerdo. De hecho, nadie debe renunciar a sus vivencias y a esa mochila emocional que nos ayuda a recordar quiénes somos, de dónde venimos y cuáles son nuestras raíces. El pasado representa el inicio de un árbol que crece a lo largo de los años. Sin embargo, ese árbol moriría si no fuese porque tiene unas raíces fuertes.

¿Cómo puedes recuperar todo el bienestar del pasado y esa felicidad que has vivido para convertir tu presente en un regalo? Aprendiendo a seleccionar con tu mente los mejores recuerdos. Tomás de Aquino explica que en la medida en que una persona recuerda los momentos agradables y felices, trae hasta su presente, parte de esa felicidad. En cambio, aquellos que se recrean constantemente en el dolor del pasado, no sólo adoptan el rol de víctimas, sino que además, siguen sufriendo en el presente por un hecho que sucedió hace mucho tiempo.

El pasado es una fuente de aprendizaje para cualquier persona. Por ello, mantén aquellos hábitos de vida que te favorecen y que te hacen sentir bien. Por el contrario, cambia aquellas actitudes y comportamientos que no te ayudan en nada. El bienestar es una fuente inagotable de alegría y de superación personal, por ello, debes aprender a vivir cada día con un poco más de libertad interior.

Conforme mayor te haces, más normal es que recuerdes el pasado. De hecho, los ancianos tienden a revivir su niñez a través de la memoria. Porque en ese caso, existe más pasado que futuro. Más vida vivida que aquella que queda por vivir.