Cómo recuperar las ganas de vivir
Existen diferentes momentos de la vida en los que uno puede tener la sensación de estar agotado emocionalmente. En medio del cansancio mental, es muy difícil ver una luz firme al final del túnel. ¿Cómo puedes recuperar las ganas de vivir después de una tragedia?

En primer lugar, cuidando de ti no sólo a nivel físico sino también, emocional. En general, el ser humano acude con relativa facilidad al médico cuando no se siente bien físicamente, sin embargo, dar el paso de ir al psicólogo se puede posponer demasiado. Cuanto antes se afronta un malestar, más opciones hay de resolverlo en positivo. Por otra parte, cualquier persona puede recuperar las ganas de vivir si tiene un deseo que cumplir. Es decir, soñar te permite ir más allá de la realidad. La posibilidad de hacer realidad un deseo aporta un sentido concreto a tu existencia terrenal. El corazón humano se apaga al compás de la falta de esperanza, por ello, conviene renovar la ilusión de ese niño interior que está dentro de ti.

Rodéate de gente optimista que está llena de fuerza y de vitalidad. Existen sentimientos que te contagian y te atrapan. Pero en cambio, algunas personas cuando están tristes se rodean de gente que también lo está porque parece que la empatía es mayor. Huye del pozo de la tristeza de una forma consciente y busca la alegría en el mundo como si no hubiese nada más.

Recuerda esos momentos de tu vida en los que fuiste feliz. Es posible volver a recuperar ese estado emocional si miras más allá del dolor que hay en ti. Pero especialmente, tienes que tomar conciencia de que la responsabilidad de volver a estar bien depende, únicamente de ti. Nadie puede rescatarte de tu dolor si tú no abres la puerta a nadie. Mucho ánimo y suerte.