Cómo reducir el sentimiento de culpa en el fracaso
La sensación de fracaso es desagradable en una sociedad que valora tanto el triunfo. La derrota viene acompañada, en más de una ocasión, por emociones que pesan mucho a nivel anímico: tristeza, amargura, decepción y culpa. La culpa es un lastre, una especie de condena impuesta por uno mismo. ¿Cómo reducir el sentimiento de culpa?

Deja de mirar al pasado

Nadie puede cambiar lo que ya ha pasado porque forma parte del ayer y ya está escrito. Lo que sí puedes modificar es tu actitud ante esas vivencias. ¿Qué puedes sacar de positivo de esa experiencia? Ten en cuenta que esos momentos que te hacen sentir culpabilidad también forman parte de tu vida y te han ayudado a ser quien eres hoy día. Seguro que si te esfuerzas, logras ver la situación con otros ojos.

Reparar el daño

La culpa puede estar causada por el convencimiento de haber causado daño a una tercera persona. En ese caso, haz algo por reparar esa herida. Pero si no hay nada que puedas hacer para subsanar la situación, entonces, deja que las cosas se queden tal y como estás. Y perdónate a ti mismo. Puede servirte de ayuda disfrutar de una película positiva que muestra el valor del perdón: Come reza ama protagonizada por Julia Roberts.

Cómo reducir el sentimiento de culpa en el fracaso

Enumera tus éxitos

Un fracaso puede pesar mucho en tu vida. Pero esta situación te hace perder la objetividad respecto de la situación global. Enumera en un folio en blanco los triunfos más importantes que has tenido en tu vida. Recuerda esos momentos y vuelve a revivir a través del recuerdo esos instantes tan positivos.