Cómo reírse todos los días
Reír alarga y alegra la vida, es por eso que cada uno de nosotros debería esforzarse por reírse todos los días. De este modo empezaríamos a ver los problemas como menos problemas y seguro que las soluciones a cualquier aspecto estarían en nuestras manos. ¿Eres de las personas que se siente mejor después de una buena carcajada? Estoy segura de que sí, y por eso te aconsejo que sigas leyendo las siguientes líneas. ¡Atento!

Ensaya a solas

Al principio puede que te sientas un poco extraño pero es bueno ensayar la risa ante un espejo diariamente. Verás que con el paso de los días y con la práctica pasarás de las primeras muecas a conseguir unas carcajadas mantenidas. El ensayo de la risa es potente para autogenerarla y mantenerla. Aprovecha cualquier momento del día que te encuentre frente al espejo para practicarlo.

Ríe de forma regular

Intenta reír por lo menos tres veces al día y que cada una de las veces dure como mínimo 1 minuto ( o 3 minutos mínimos acumulados en el día entero). Poco a poco ve aumentando la frecuencia, intensidad y duración.

Cómo reírse todos los días

Aprovecha el tiempo para reír

Utiliza los tiempos de ocio para reír. Cuántas más emociones positivas y situaciones placenteras puedas vivir, mejor te sentirás. Para ello busca la compañía de niños o de personas alegres, intenta ver películas de risa, lee las noticias agradables del periódico…

Además puedes practicar para encontrar en cualquier momento del día la parte lúdica, siempre puedes encontrar acontecimientos divertidos. Es posible que al principio te cueste un poco descubrirlos pero luego lo harás automáticamente.

Donante de risas

A todo el mundo le gusta tener al lado una persona con la que reírse y pasar un buen rato. Puedes actuar por “contagio” y contribuir a que se mantenga este buen hábito de reír entre las personas de tu alrededor. ¿Te animas?