Cómo relativizar las discusiones sanas de pareja
Discutir es algo totalmente natural y lógico en el seno de cualquier tipo de relación en la que existe confianza. Las discusiones sanas también forman parte de la convivencia por lo que es importante no hacer una montaña de arena a partir de un hecho puntual manteniendo la perspectiva general del amor. ¿Cómo relativizar este tipo de situaciones?

No prolongues el reencuentro

Cuanto más tiempo pasa una pareja distanciada a nivel emocional, es más difícil curar las heridas internas y no acumular resentimientos. Relativizar las discusiones sanas de pareja pasa por el entrenamiento práctico de dar el primer paso de acercamiento después de una discusión para solucionar las cosas y pasar página.

Cuanto más tiempo te quedas estancado en aquello que te dijo tu pareja o en aquello que tú dijiste, más nudos se producen porque con frecuencia, las palabras se distorsionan a partir de las malas interpretaciones que cada uno hace de ellas.

No te dejes llevar por el orgullo y prioriza el bien común de ambos entendiendo que una discusión de pareja no es una lucha en la que uno gana y otro pierde sino un punto de encuentro en el que lo que de verdad importa es que los dos ganen algo. Conocimiento mutuo, comprensión y capacidad para exponer los diferentes puntos de vista.

Cómo relativizar las discusiones sanas de pareja

Cómo expresarte mejor

En la actualidad, se imparten cursos sobre inteligencia emocional, comunicación asertiva y coaching que sirven de gran ayuda para que los alumnos se conozcan mejor a sí mismos y adquieran herramientas con las que poder expresarse mejor. El amor no se cultiva de la nada sino que es un trabajo de toma de conciencia en el que tienes que valorar qué puedes hacer tú para mejorar tu relación.

Para relativizar las discusiones de pareja, afronta los hechos con sentido del humor y ríete de lo anecdótico. Ten siempre presente que es más importante el amor que tener razón.