¿Cómo saber qué te motiva?
No siempre es fácil saber qué es lo que a una persona le motiva, especialmente, si tenemos en
cuenta que la mente humana también sufre periodos de cansancio y de tedio que están vinculados con la desmotivación. Una persona también cambia y está en un proceso de transformación constante, de este modo, también puede ocurrir que a una persona le deje de motivar aquello que antes le encantaba. ¿Cómo recuperar nuevas ilusiones en tu rutina?

Analiza qué es lo que ha ocurrido

Es positivo hacer análisis sobre aquello que ha ocurrido para poder hacer cambios en tu presente: ¿Qué momento crees que ha sido un punto de inflexión? ¿Qué ha cambiado exactamente? ¿Qué puedes hacer para motivarte a ti mismo?

No solo las personas cambian, también lo hacen las circunstancias. Y aunque el entorno no determina a modo de causa y efecto a la persona, lo cierto es que sí le influye.

Elabora una lista de tus prioridades

Imagina que ahora mismo pudieses hacer realidad por arte de magia todos tus deseos. ¿Cuál es tu orden de prioridades en ese caso? ¿Qué tres motivaciones fundamentales te gustaría reforzar desde este mismo instante? Analiza el presente como el mejor punto de partida y céntrate en el ahora.

¿Cómo saber qué te motiva?

Cuidado con los miedos

Cuidado con los miedos porque son tan negativos que pueden llegar a producir la sensación de desmotivación cuando en realidad, lo que existe es cierta paralización interior como consecuencia de esa inquietud. El miedo te invade con la sensación de peligro. En ese caso, puedes hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué es lo peor que puede pasar en el caso de que algo no salga bien?

Y también: ¿Qué argumentos tienes para convertir tu creencia en una verdad absoluta? Puede que estés equivocado. Conviene poner en duda las propias creencias limitantes.