Cómo salir de la depresión
La depresión es un trastorno que nos hace sentirnos tristes, decaídos emocionalmente y perder el interés por lo que nos rodea. Dejamos de disfrutar de las cosas que antes nos gustaban e incluso podemos llegar al punto de no encontrarle ningún sentido a la vida. Muchas personas describen la depresión como un hoyo del que les resulta muy difícil salir.

Salir de la depresión no es sencillo, ya que la enfermedad misma impide al sujeto tomar cualquier acción para salir de ella, sobre todo si es una depresión profunda. Sin embargo, no es imposible, y puedes lograrlo:

– Pide ayuda: Mucha gente tiende a ocultar la depresión, porque le parece debilidad o pensando que será “algo pasajero”. Si los síntomas duran más de cuatro semanas, es el momento de acudir al médico.

– Sigue el tratamiento: Si el médico nos prescribe algún tratamiento farmacológico deberemos seguirlo, porque es necesario para poder hacer desaparecer los pensamientos negativos que resultan tan limitantes y nos hunden en la depresión.

– No estés solo. La persona deprimida tiende a aislarse y a no hablar de sus sentimientos. Lo mejor es confiar en alguna persona a la que le podamos contar cómo nos sentimos sin sentirnos juzgados por ello.

– No esperes que tu estado de ánimo mejore de inmediato. Nos deberemos dar tiempo, mientras nuestro ánimo se estabiliza y no ponernos fechas ni exigirnos metas.

– Haz ejercicio suave. Lo mejor es un paseo de una hora diaria, por un lugar donde te podamos distraer viendo personas o cosas.

– Apúntate a actividades deportivas o culturales que te gusten, ir al cine y realizar actividades placenteras.

– Pospón decisiones importantes para cuando te sientas mejor. No es el momento de cambiar de empleo, casarte o divorciarte. Lo mejor es esperar a encontrarte mejor.

Y recuerda que, aunque la mejoría no sea inmediata, sí te sentirás un poco mejor cada día.