Cómo sanarte por dentro
Existen momentos de la vida en los que podemos verlo todo en contra cuando en realidad, el conflicto no está en algo externo sino en nosotros mismos. Existen fases en las que es importante sanar el alma de la ira y el resentimiento que son las que te hacen enfermar por dentro y verlo todo en negativo al ponerte a la defensiva. Siempre estamos a tiempo de limpiar las heridas.

Habla todo lo que necesites

Habla con una persona de confianza y ten todas las charlas que necesites para hablar sobre el tema. Lo ideal es que seas consciente del apoyo que te brinda el otro y no cometas el error de hablar solo de ti. Pregúntale sobre su situación actual porque la amistad se funda en la reciprocidad.

Aléjate por un tiempo del foco del dolor

Aléjate por un tiempo del foco del dolor para poder reponer energías, cambiar la perspectiva y tomar distancia. La distancia te ayuda a coger más fuerza y a calmarte. Una vez que lo hayas logrado, lo ideal es que puedas volver a afrontar esa situación pero sin tanta rabia.

Hacer un proceso de coaching

En situaciones de este tipo, es muy positivo hacer un proceso de coaching o recurrir al mentoring como medios para mirar dentro de ti, prestarte atención y buscar tiempo para pensar. Algo que no siempre resulta sencillo en la sociedad actual y que, sin embargo, resulta muy posible buscando las condiciones para ello.

Cómo sanarte por dentro

Tómate las cosas con calma

A nivel anímico, ningún cambio es milagroso e inmediato, es importante dar tiempo al tiempo, respirar profundamente y tomar la vida con tranquilidad. Descansa durante más tiempo, permítete más espacios para la pereza y para no hacer nada. Busca ocupaciones gratificantes que te llenen para darte amor a ti mismo.