Cómo ser fuerte frente a las críticas negativas
Las críticas pueden producir dolor y sufrimiento emocional. Cuando esto ocurre, se debe en parte a que las personas depositan unas altas expectativas en los demás. Así ocurre cuando el deseo de reconocimiento ajeno se convierte en una necesidad. Es indispensable aplicar el sentido común y entender que es imposible agradar a todos los demás incluso poniendo voluntad en el cumplimiento de este objetivo. Cada ser humano es único e irrepetible, tiene su propio punto de vista.

Relativiza la opinión ajena

Por esta razón, el primer paso para frenar el dolor ante una crítica negativa es relativizar esta opinión y ponerla en su contexto (se trata de una opinión respetable pero no de una ley universal).
Por otra parte, cuando una persona recibe una crítica negativa corre el riesgo de quedarse estancada en ese comentario que en muchos casos, anula cualquier elogio previo. Este error es precisamente el que hay que evitar: un comentario negativo no debe anular elogios positivos.

Cómo ser fuerte frente a las críticas negativas

Sigue avanzando

No te quedes estancado en la crítica negativa: las personas sufren más por el tiempo que pierden al dar vueltas y vueltas en torno al mismo asunto que por la crítica en sí misma. Continúa con tu vida, centra tu mente en fines a corto plazo. Cuando recibas un mismo comentario por parte de personas diferentes, intenta analizar al respecto qué parte de verdad puede haber en esas reflexiones.

Del mismo modo, si la crítica te la ha realizado una persona que es un referente para ti, entonces, reflexiona también al respecto. A través de los comentarios de otras personas es posible ganar objetividad sobre ciertos asuntos. Para recibir críticas, es positivo mantener la humildad de no analizar los errores solo en los demás y ser capaz de asumirlos en primera persona.