Cómo ser más asertivo en una discusión de pareja
La asertividad es un concepto que se vive de forma diferente en la teoría que en la práctica. En medio de una discusión de pareja, cuando uno de los dos quiere tener la razón en todo, se agota la paciencia y se dicen cosas que hacen daño. Sin embargo, de los errores se aprende y gracias a todas las meteduras de pata que cometemos los humanos podemos avanzar y no repetir los mismos errores o repetirlos con menos frecuencia. Tener discusiones de pareja menos tensas es un buen paso para mejorar la comunicación en el amor.

Analiza la naturaleza de las discusiones

En primer lugar, cada pareja es un mundo, por ello, conviene analizar la naturaleza de las discusiones para valorar cuál es el motivo de conflicto habitual. Por otra parte, también conviene hacer autocrítica, en especial, cuando las discusiones se producen a partir de un motivo insignificante.

A modo de ejercicio de coaching, anota en un papel diez cosas que puedes hacer en una discusión de pareja para tomarte las cosas con más sentido del humor a partir de ahora. Existen personas que creen que no pueden cambiar a determinada edad, sin embargo, el cambio es inherente a la naturaleza humana marcada por inteligencia y voluntad. Por ello, no es suficiente con conocer algo a nivel teórico sino que también hay que quererlo en la práctica.

Cómo ser más asertivo en una discusión de pareja

Cómo afrontar una discusión

En primer lugar, busca un buen momento para hablar con tu pareja. Posponer una conversación para el día siguiente puede ser una buena opción para observar las cosas con otra perspectiva. Esta habilidad es un aprendizaje que se entrena, al principio sentirás que te cuesta mucho pero poco a poco, tendrás mayor control sobre la emoción.

Piensa en la pareja como en un equipo, por tanto, aquello que repercute en negativo al otro también te influye a ti. De esta forma, piensa en su bienestar y estarás buscando tu propia felicidad. Di lo que piensas con cariño. Si te equivocas, pide perdón.