Cómo ser más feliz
La felicidad es la aspiración de todo ser humano, algo que perseguimos prácticamente desde que ponemos el pie por primera vez en la tierra. Pero aunque todos buscamos la felicidad, poco a poco se ha ido convirtiendo en una utopía casi inalcanzable y nos parece que lograrla es prácticamente imposible. Sin embargo, dar el primer paso para ser más feliz es algo que está en nuestras manos y que sólo tenemos que proponérnoslo.

Si queremos ser felices deberemos serlo aquí y ahora. Normalmente nos pasamos la vida esperando el momento idóneo para ser felices. Nos decimos que el día que tengamos la pareja adecuada, el trabajo perfecto, seamos ricos o alcancemos el peso adecuado podremos ser felices finalmente. Y, con ese engaño, pasamos por la vida sin ser felices realmente, echando de menos lo que no tenemos en lugar de disfrutar de aquello que ya hemos logrado.

Debemos desechar esta idea. Podemos ser felices aunque no todo en nuestra vida sea perfecto. Es cierto que hay situaciones en nuestra vida que hacen muy cuesta arriba intentar ser felices a través de ellas, como la muerte de un ser querido o el desempleo, pero incluso en ese trance deberemos intentar ver un lado positivo a aquello que estamos viviendo.

También debemos darnos permiso para ser felices. Por extraño que parezca, muchas personas se sienten culpables si son felices y los demás no lo son. Debemos permitirnos disfrutar de nuestra felicidad, sin sentirnos mal por ello.

Aunque parece un tópico, es esencial para ser feliz disfrutar de las cosas pequeñas y cotidianas. Busca un momento para hacer algo que te guste, desde dibujar a tomar un baño de burbujas. Haz todos los días algo que te haga sentirte bien.

Finalmente rodéate de gente positiva, que sepa disfrutar de la vida y que cree un clima optimista a tu alrededor. De ese modo, ser feliz será más fácil.