Cómo ser tú mismo en una relación de pareja
Ser uno mismo es la base del bienestar y de la autoestima. Lo ideal es que una persona sea del mismo modo en cualquier ámbito en el que esté. En Psicoblog te damos las claves para ser tú mismo en una relación de pareja.

Piensa en todo lo que puedes aportar

Cultiva una imagen positiva de ti mismo a partir de la premisa constructiva de que tú tienes mucho que aportar al bien común de la relación. Pero además, es agotador mostrar una imagen diferente de uno mismo por miedo al rechazo, por no querer desagradar al otro o por cualquier otra causa. Piensa que cuando te dejas conocer tal y como eres, mejoras tu calidad de vida emocional y la relación también se basa en la sinceridad.

Aporta tus opiniones

Existen parejas en las que existen roles desiguales. Por ejemplo, existen parejas en las que una de las partes ejerce de líder y propone planes constantemente. En ese caso, piensa que tú también puedes aportar tus propias ideas y sugerencias. ¿Qué planes te gustaría hacer con tu pareja? Entonces, toma la iniciativa y sorpréndele.

Cómo ser tú mismo en una relación de pareja

Eres libre de decir no

La base de la pareja es la libertad de que cada una de las partes pueda ser ella misma. Por ello, recuerda que eres libre de decir que no a tu pareja cuando te hace una sugerencia que no te interesa o cuando tienes otra prioridad en ese momento. En una relación de pareja es básico aprender a negociar, llegar a acuerdos y entender los tiempos del otro que no siempre tienen que coincidir como un reloj con el ritmo emocional del otro.

Aprende de tus experiencias pasadas

El pasado puede ser una buena escuela de aprendizaje para vivir mejor el amor hoy. En ese caso, echa un vistazo al ayer para saber en qué has podido fallar y qué errores no quieres volver a repetir en tu actual relación.