Cómo ser tu propio coach
El coach es un profesional muy demandado en la sociedad actual puesto que el entrenamiento propio de un proceso de coaching produce muy buenos resultados. Sin embargo, también es importante que utilices todo tu potencial para aprender a guiarte a ti mismo de una forma consciente. Ello implica ganar inteligencia emocional y tener ganas de mejorar.

Fórmate en coaching

No es necesario tener un título de coach para poder aprender de verdad sobre temas emocionales a un nivel más básico y elemental. Los cursos de coaching, inteligencia emocional, autoestima y comunicación interpersonal son demandados en ciudades de toda España, por tanto, puedes asistir como alumno a algún curso de esta temática. Son cursos muy vivenciales en donde no sólo puedes aprender mucho de ti mismo sino también, de los demás compañeros por todo lo que se comparte en el aula.

Del mismo modo, existen otros recursos de ayuda en forma de libro. Puedes hacerte socio de una biblioteca y consultar libros de esta temática con cierta regularidad. Existen personas autodidactas que tienen una gran sabiduría. El cine también es un buen medio de reflexión, por ello, puedes extraer tus propias conclusiones a partir de la película.

Cómo ser tu propio coach

Hazte preguntas

El coaching muestra el poder de la pregunta como medio para poder obtener luz. De esta forma, aprende a cuestionarte a ti mismo para pensar más y profundizar en ciertos temas. Márcate objetivos importantes para ti y elabora un plan de acción que sea flexible para poder adaptarlo a la realidad del momento. Puedes escribir en un diario tus pensamientos más profundos o hablar con un amigo de un tema que te preocupa.

Platón explicó que la luz que surge de la amistad da claridad a las ideas. Para ser tu propio coach, no pierdas nunca de vista todo tu potencial porque eres una persona que tiene dentro de sí misma todos los recursos necesarios para avanzar.