Cómo sobrevivir a la familia en Navidad
Las fiestas de Navidad producen sentimientos contradictorios dependiendo no sólo de la situación familiar sino también, del carácter de cada uno y del significado que cada persona dé a esta época del año que ya está próxima. Existen personas que se enfrentan a sus propios fantasmas durante las fiestas de Navidad al tener que sentarse en la cena de Nochebuena junto a ese cuñado con el que no se llevan bien. En Psicoblog te damos las claves para superar esta asignatura en positivo.

La Navidad pasa pronto

En primer lugar, existen personas que se comportan como si esta época del año fuese eterna cuando en realidad, la Navidad pasa pronto. Lo que está claro es que pasa mucho más lenta si no pones de tu parte para disfrutar. Por tanto, intégrate en la Navidad, cambia tu actitud y vive el presente.

Piensa en las cosas buenas

Las personas que se amargan las fiestas de Navidad pierden de vista todo lo demás. Por ello, pon el foco de atención en esos familiares con los que sí te llevas bien, en esos ratos agradables que compartes en las celebraciones especiales y en la suerte que tienes de poder disfrutar estas fiestas acompañado cuando tantas personas se sienten solas.

Cómo sobrevivir a la familia en Navidad

Deja de estar a la defensiva

Cuando una persona no disfruta con la Navidad y no va contenta a las celebraciones familiares, se pone a la defensiva y cualquier motivo es bueno para dar la nota. En ese caso, piensa que no te compensa hacer de un buen momento, un drama porque además, las consecuencias de tus acciones también afectan a los demás que se disgustan al ver tus reacciones.

Haz algo bueno por los demás

El voluntariado tiene sentido durante todo el año, pero en las fiestas de Navidad, se potencia el espíritu solidario incluso en los corazones menos generosos.