Cómo sufrir menos en las relaciones personales
Existen personas que asocian las relaciones personales con el sufrimiento en tanto que cuando te implicas con una persona también eres más vulnerable. Las creencias que vamos formando sobre las relaciones personales también nos condicionan de forma negativa o nos potencian. Es recomendable tener una visión positiva sobre las relaciones de amistad o de pareja para poder disfrutar de ellas plenamente. Ya que además, aunque es cierto que existen momentos de desencanto, sin duda, cualquier persona tiene recursos internos para sobreponerse al dolor de una decepción. Las relaciones personales son una escuela de aprendizaje a través de la que también te conoces mejor a ti mismo. ¿Cómo sufrir menos en las relaciones personales?

Aprender a fluir

El plano de las relaciones personales es un ámbito compartido. En toda relación importa aquello que tú sientes pero también importa lo que siente el otro. Las relaciones se crean a partir de un feedback constante. En ese caso, es aconsejable aprender a fluir con el ritmo de la vida.

Cómo sufrir menos en las relaciones personales

Respetar los ritmos del otro

Como hemos explicado anteriormente, en una relación interpersonal las dos personas son igual de importantes. Por ello, conviene ajustar los ritmos personales a los del otro buscando un equilibrio. El tiempo es fundamental en el proceso de creación de una relación sólida tanto en el amor como en la amistad.

Afronta los conflictos en el momento oportuno

Para sufrir menos en las relaciones interpersonales es muy importante afrontar los conflictos en el momento oportuno y no ir acumulando asuntos pendientes de resolver. Toda relación sólida tiene su base en una buena comunicación. Por ello, refuerza el diálogo.

Toma las relaciones personales como un enriquecimiento personal que te permite salir de ti mismo y aprender del otro. Pero además, las relaciones personales también nutren tu alma con autoestima y reconocimiento.