Cómo superar la muerte de un ser querido
La muerte es una realidad que duele. Una especie de sombra invisible de la que tal vez no somos conscientes hasta que perdemos a un familiar cercano o tenemos que hacer frente a una grave enfermedad. En la sociedad actual, se ensalza el valor del placer, sin embargo, queda en un segundo plano, el dolor y el sufrimiento que brotan de la muerte. Una palabra que, a veces, parece tabú.

El sufrimiento por la pérdida de un ser querido afecta a cada persona de una forma totalmente distinta. Es decir, seguro que en tu entorno conoces el ejemplo de personas que lograron mostrar una gran fuerza vital tras perder a un familiar mientras que otros, se hundieron y tal vez incluso, tuvieron que hacer frente a una depresión.

La superación del tiempo de duelo implica hacer frente a diferentes etapas puesto que se trata de un proceso largo y prolongado en el que el afectado experimenta rechazo hacia lo sucedido, también rabia e ira como consecuencia de la impotencia de no entender por qué las cosas tuvieron que ser así, en ese momento, aparece la tristeza y el llanto, para dar paso, poco a poco a la aceptación de lo sucedido. De este modo, un proceso de duelo muestra una herida interior que merece la pena afrontar y superar con optimismo.

Pero especialmente para hacer frente al dolor hay que vivirlo. El entorno también es muy importante para aquel que está sufriendo por este tipo de cuestiones, tener un buen amigo cerca y familiares en los que confiar ayuda y mucho a superar el dolor del alma y del corazón que poco a poco va menguando de forma intermitente con el paso del tiempo.