Cómo superar el miedo a los perros (cinofobia)
Son muchas las personas que tienen miedo a los perros, es decir, sufren una fobia conocida como cinofobia, que incluye tanto el miedo a los animales como a las enfermedades que estos puedan transmitir, especialmente la rabia. Este miedo se puede dar tanto en personas que han tenido una mala experiencia relacionada con estos animales, aunque también es muy habitual que no sea así, sino que el miedo haya sido transmitido por los adultos que rodean a la persona, especialmente en la época infantil.

Este miedo puede darse hacia todos los perros en general o sólo hacia determinadas razas o animales, especialmente lo que se conoce como razas peligrosas.

En los niños este miedo es más habitual, porque, además de compartir los miedos que les transmita su entorno, también les asustan los movimientos bruscos que pueden realizar los animales así como sus ladridos, cuando estos son muy fuertes.

Una forma muy efectiva de eliminar el miedo hacia los perros que puedan sentir los niños y así permitir que puedan relacionarse normalmente con ellos es adquirir un perro y permitir a los niños que convivan con él. De este modo, dejarán de ver al animal como algo peligroso. Si no es posible, es aconsejable permitir que el niño interaccione con perros fuera de su domicilio, aunque siempre sin forzarle. Debemos darle tiempo a que vaya sintiéndose más confiado al lado de estos animales y escoger al principio animales de razas tranquilas que sepamos que no van a tener ningún comportamiento que pueda asustar al niño.

En el caso de los adultos, y si la fobia es muy intensa, se puede tratar con perros adiestrados, realizando una desensibilización progresiva. Primero simplemente estará cerca de ellos, después a su lado y finalmente comenzará a interactuar y jugar con ellos hasta comprobar que no corre ningún riesgo.