Cómo superar las situaciones que te producen inseguridad
Todos, en algún momento, nos sentimos inseguros en alguna situación, incluso aunque demostremos seguridad en la mayoría de las áreas de nuestra vida. La inseguridad puede llegar con los grandes cambios, como ir a vivir a otro país o cambiar de trabajo, o con pequeños desafíos, como tener que hablar de un tema espinoso con nuestra pareja o un amigo o aceptar un nuevo cargo.

Ante la inseguridad, podemos quedarnos paralizados y evitar tomar decisiones o superarlar y seguir adelante en nuestro camino. Para nuestro desarrollo personal y nuestra felicidad, debemos intentar hacer esto último y de ese modo evitaremos tener que preguntarnos después “¿Qué hubiera ocurrido si…?

El primer paso es no ponerte obstáculos a ti mismo, diciéndote que no sabes, que no puedes, que no tienes suerte o cualquier otra racionalización parecida. Enfrente la situación objetivamente, evaluando los pros y los contras y tus experiencias anteriores positivas en situaciones parecidas.

Si sigues sintiéndote inseguro, es el momento de preguntarte qué es lo mejor y lo peor que te podría pasar si aceptas el desafío. En ambos casos debes ser realista y, si te hace falta, pídele a un amigo de confianza que te ayude. De ese modo, te motivarás positivamente y eliminarás muchos de tus miedos.

Si aún así no te decides a hacerlo, pregúntate por qué. Si la razón es objetiva y de peso, como que necesitas más preparación o más tiempo, tómatelo o llévalo a cabo. Si no tienes ninguna o no son racionales, es el momento de decir que sí. Si te produce mucha inseguridad, empieza por decir que sí a cosas pequeñas a las que siempre te has negado. Cada experiencia, por pequeña que sea, te ayudará a aumentar la seguridad en ti mismo de cara a los grandes desafíos.