Cómo tener armonía en tu corazón
Una vida en armonía y equilibrada es sinónimo de estar en paz con uno mismo y con el entorno. En el momento en que algo o alguien rompen dicha perfección armónica, entonces, se produce el sufrimiento y la angustia. ¿Qué puedes hacer para sentir dicha armonía en tu corazón?

En primer lugar, entender la influencia directa que existe entre lo externo y lo interno. El orden emocional, en muchos casos, viene precedido por el orden en el hogar. Por ello, intenta crear un ambiente confortable en tu casa con el que sentirte bien y cómodo. Tu casa es el lugar en el que ser tú mismo, poder desconectar de todo lo que te preocupa, el espacio de intimidad que necesitas para fortalecerte y estar bien. Por ello, tener una casa confortable y ordenada te ayuda más de lo que parece a simple vista a tener también un orden en tus ideas.

Por otra parte, encuentra un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Muchas veces, el equilibrio se rompe por descuidar temas personales al centrar toda la atención en asuntos profesionales. Cuando se rompe dicha armonía se produce una voz de alarma en forma de una emoción que surge en forma de malestar. Cuanto más tardas en escuchar dicha emoción más se pospone el dolor.

Tener una vida ordenada con horarios regulares también te ayuda a tener hábitos en tu vida y sentirte bien contigo. Para finalizar, la armonía interior se trabaja, especialmente, a través del pensamiento positivo y del diálogo interior que tienes contigo. Háblate siempre, con el respeto y el amor que mereces. Haz cosas que te gusten cada día: lee libros que te potencien en el arte de vivir mejor, intenta aportar algo bueno a los demás, y así verás que recibes mucho más de lo que das.