Cómo tener un cambio de actitud
En muchas ocasiones, el giro hacia la felicidad depende de un pequeño gran paso: el cambio de actitud. ¿Por qué motivo este cambio es la esencia de la plenitud interior? Porque este aspecto depende de la decisión individual mientras que otros muchos quedan fuera del alcance de la voluntad en una situación de conflicto. Un cambio de actitud puede no resultar sencillo, sin embargo, es posible llevarlo a cabo. Lo importante es tener claro qué cambio quieres realizar y porqué. Detrás de todo cambio de actitud debe existir una motivación específica.

Plan de cambio

Anota en una diario qué actitud actual consideras que te perjudica porque te hace experimentar malestar emocional. Intenta identificar dicha actitud en distintas situaciones: ¿Crees que hubieses podido reaccionar de otro modo ante dichos factores externos?

¿Cómo te gustaría reaccionar a partir de ahora para sentirte más libre en este tipo de vivencias? Realiza el ejercicio de visualizarte a ti mismo en tales circunstancias adoptando distintas posiciones.

Cómo tener un cambio de actitud

Entrenamiento práctico

Para realizar un cambio de actitud es necesario tener una toma de conciencia y un compromiso con uno mismo para llevar a cabo esos cambios asumidos de una forma libre. Este compromiso requiere de un entrenamiento práctico en el que surgirán obstáculos puesto que cuando tenemos un hábito de carácter muy arraigado no es tan sencillo dejarlo atrás. Lo importante es perseverar porque solo así es posible avanzar.