Cómo tener más memoria
La memoria es una facultad psíquica que nos permite recordar hechos pasados. Ejercitar esta capacidad del cerebro puede ayudarnos a evitar descuidos o despistes. Para tener más memoria puedes tener en cuenta estos aspectos:

Es ambiente o entorno es importante. La memoria funciona mucho mejor cuando algo se aprende en un ambiente agradable y relajado. Por otro lado, ya sabemos que la memoria es selectiva, por lo que recordaremos con mayor facilidad aquellas cosas agradables y olvidaremos los malos ratos, esto sucederá cuantos más viejos son los recuerdos.

La salud general también influye. Practica ejercicio o deporte habitualmente, así oxigenarás las células del cerebro y te ayudará a recordar. En este sentido una buena alimentación es fundamental para la memoria. Los mejores alimentos para estimular la circulación del cerebro son aquellos que tienen silicio, fosfato (productos lácteos, pescado) o manganeso (avellanas, zumo de uva o de limón).

Practica asociando conceptos a imágenes. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, eso también se puede aplicar a la mente, el sentido de la vista es el más claro de todos, por lo que consigue almacenar mejor la información, pues los detalles son más concretos. Intenta crear imágenes visuales del material que deseas recordar. Añade recuerdos como colores, texturas y formas.

Los nervios son malos. Cuando no puedas recordar dónde dejaste algún objeto, mantén la calma y no te pongas nervioso, el estrés termina por bloquear la memoria. Cierra los ojos y relájate. Un buen truco es procurar visualizar el objeto e intentar recordar qué hiciste con él la última vez que lo tuviste.

Duerme todo lo que puedas. Cuando leemos o repasamos algo justo antes de dormir, lo recordamos muy bien a la mañana siguiente porque durante la noche no se ha introducido información nueva en el cerebro. De modo que así se estructura mejor la información.

La técnica de la repetición. Si quieres mejorar tu memoria para estudiar mejor, repite una y otra vez mentalmente la información que se deseas memorizar. Al final se te quedará, aunque sea por la fuerza.