Cómo tener una actitud positiva en una entrevista de trabajo
La entrevista de trabajo es una prueba importante para cualquier candidato. Más allá de la experiencia que cada profesional tenga en la búsqueda activa de empleo, una entrevista de trabajo siempre significa salir de la zona de confort. Por tanto, es normal sentir cierto nerviosismo durante los minutos previos a la entrevista. No solo el currículum importa al buscar trabajo.

También importa la actitud que el candidato muestra en sí mismo. El pensamiento positivo se transmite en sensaciones agradables, a su vez, estas sensaciones inspiran una actitud de seguridad. ¿Cómo lograr este objetivo?

No tienes nada que perder

Es cierto que ningún candidato tiene garantía segura de ser elegido en el proceso de selección. Sin embargo, tampoco tenemos nada que perder en una entrevista si tenemos en cuenta que partimos desde cero. Existe la posibilidad del sí y la del no. Disfrutar de la experiencia que el aprendizaje puede traer consigo es una de las claves para tener actitud optimista en una entrevista de trabajo.

Cómo tener una actitud positiva en una entrevista de trabajo

Agárrate a tus fortalezas

Es muy importante que te agarres con fuerza a tus fortalezas puesto que en lugar de compararte con el talento de otros candidatos, puedes proyectar tu propia superación personal a partir de estos puntos fuertes. Puedes hacer el ejercicio de anotar en una lista cuáles son las competencias teóricas y prácticas en las que te sientes seguro. ¿Y cuál es ese talón de Aquiles en el que te sientes más débil?

Cuál es la clave del carisma

La clave del carisma reside en ser tú sin querer parecerte a otra persona. Aprovecha tu momento en tu entrevista de trabajo para dar tus puntos de vista a las preguntas del entrevistador. Cualquier profesional evoluciona a lo largo del tiempo, por tanto, esta evolución también se refleja de un modo natural en las entrevistas de trabajo.