Cómo terminar con la necesidad de aprobación
La necesidad de aprobación en el contexto laboral actuar surge de una realidad de economía de caricias positivas. El trabajador está poco acostumbrado a que su jefe le premie con mensajes positivos. De esta forma, el deseo de reconocimiento externo es mucho más fuerte ante la sensación de indiferencia.

Sin embargo, la escuela de la vida te habrá enseñado que es muy importante tener autonomía e independencia a nivel emocional para buscar ese reconocimiento externo en ti mismo. Eso significa vivir siendo consciente de que has hecho un buen trabajo porque te sientes bien contigo mismo. El trabajo bien hecho da una gran satisfacción. Piensa en lo liberado que te sientes cuando has finalizado un proyecto importante.

Cómo darte reconocimiento a ti mismo

Celebra los fines de semana que son el premio a todo el esfuerzo ejemplar que has realizado de lunes a viernes. Busca planes de ocio enriquecedores para disfrutar del momento presente. El ocio puede actuar como un estímulo de motivación en relación con tu jornada laboral porque después del sacrificio llega el relax.

Céntrate en el cumplimiento de tus objetivos y felicítate a nivel interno por el trabajo realizado. Da el mismo valor a estas palabras que a las que pudieras recibir por parte de alguien externo. No es menos valiosa tu opinión, de hecho, creer en ti mismo también alimenta tu autoestima.

Cómo terminar con la necesidad de aprobación

Muestra tu personalidad

Haz uso de tu libertad de expresión y muéstrate tal y como eres allí donde estés. Para ganar en confianza en ti mismo, empieza por ejercicios sencillos de dar tu opinión en conversaciones de amigos en las que en otro momento, hubieses evitado decir lo que pensabas. Para tener un recuerdo gráfico de tus éxitos profesionales puedes anotar en un diario esas vivencias felices para que quede testimonio escrito de ello y acompañar cada acontecimiento de una reflexión personal.