Cómo tratar con personas difíciles
En muchas situaciones de la vida cotidiana, ya sea en la familia, el trabajo, las relaciones sociales, etc., nos vamos a encontrar con personas que son realmente difíciles de tratar, que nos enfadan y nos ponen nerviosos debido a su comportamiento irrespetuoso o irritable con nosotros.

En estos casos, podemos reaccionar de diferentes modos, bien enfadándonos y contraatacando, sintiéndonos heridos, huimos de la situación o decidimos ignorarla pero nos pasamos la vida resentidos por cómo se portó aquella persona con nosotros.

Cualquiera de estos comportamientos, aunque nos pueda parecer totalmente justificado no nos va a ayudar a resolver la situación, sino que, seguramente lograremos el efecto contrario.

Por supuesto, el camino que tomemos dependerá de la relación que tengamos con esa persona. Si vamos a trabajar con ella o es un miembro de nuestra familiar deberemos resolverlo de forma distinta que si sólo es un cliente al que vemos de tanto en tanto.

Algo que debes tener muy en cuenta es que esa persona no va a cambiar decomportamiento sólo porque tú lo desees o porque a ti no te gusta que se comporte de ese modo. Además de esto, no debes tomarlo como algo personal, porque lo más seguro es que la persona se comporte así con todo el mundo. Una vez que tengas claras estas dos ideas, verás cómo aumenta tu nivel de tolerancia y cambia la perspectiva de la situación, lo que te va a llevar a solucionarla de una forma más positiva.

También puedes aprovechar la situación para tu crecimiento personal. Pregúntate por qué el comportamiento de esa persona te resulta tan irritante o por qué te hacen tanto daño sus comentarios. De ese modo puedes detectar carencias o puntos débiles en ti mismo que, trabajándolos, hagan que dejes de prestar atención al comportamiento de esa persona y deje de resultarte molesto.