Cómo utilizar la escritura como método terapéutico
La escritura puede ser un método terapéutico muy saludable a la par que muy económico ya que solo necesitas tener un bolígrafo, un papel y dejar volar tu imaginación para liberar en un marco de intimidad, todas tus tristezas, tus frustraciones y también, para reflejar tus alegrías, sueños e ilusiones. La escritura es un reflejo de la propia vida y la práctica de escribir un diario con regularidad es muy saludable a nivel emocional.

Las palabras curan

A lo largo de la vida, tendemos a guardar muchas cosas dentro de nosotros mismos y la escritura es una forma de soltar y liberar parte de esa energía que ha quedado enquistada a nivel interior y necesita ser liberada. Existen diferentes métodos de escritura que pueden ayudarte a ti mismo a darte amor, mejorar tu autoestima y mirar dentro de ti mismo. Por ejemplo, puedes escribir cartas dirigidas a un amigo imaginario en las que hables de ti con total libertad y te muestres tal y como eres.

Del mismo modo, si has perdido a un ser querido muy importante para ti, puedes alimentar ese vínculo emocional, escribiendo algunas cartas que vayan dirigidas de una forma simbólica a ese alguien especial. Puedes hablarle de tu presente, contarle tus sueños y cuáles son tus metas.

También puedes apuntarte a un curso de escritura creativa para tener el compromiso de escribir ya que en este tipo de cursos el profesor suele mandar tarea de una semana a otra. Pero además, poder leer los escritos de otros compañeros también puede abrir otras puertas dentro de ti. Existen vivencias ajenas que pueden hacerte evocar algún recuerdo propio.

escribe-por-placer

Escribe por placer

Escribe por el puro placer de conocerte mejor a ti mismo. Deja de lado los prejuicios negativos y piensa que no hace falta ser el mejor escritor del mundo para plasmar tus pensamientos en papel.