Cómo viajar en solitario, sin compañía
Viajar en solitario o sin compañía es un desafío personal que puede convertirse en experiencia única e inolvidable. La principal ventaja es que eres libre de hacer lo que quieras, eres el único responsable de tu propio viaje. Solamente tienes que tener en cuenta una serie de consejos para descubrir sin complicaciones el encanto de viajar completamente solo, sin nadie físicamente a tu lado.

Lo importante es siempre mantener una actitud positiva y flexible. Tu viaje consiste en disfrutar de la experiencia, aunque no vayas con nadie, mantén tu mente abierta y procura conocer otras personas. Confía en ti mismo y en tu capacidad para afrontar cada desafío.

Comienza preparando una buena ruta de viaje. Luego de haber seleccionado el destino, plena el recorrido según la información que tengas de ese lugar. Pide consejos a gente que haya estado para que te recomiende los lugares más interesantes. Planifica las fechas en las cuales visitarás cada sitio y las reservas que debes efectuar, especialmente el alojamiento, transportes y salidas muy concurridas.

Como vas a ir en solitario no necesitarás muchas cosas, por lo tanto viaja ligero. Recuerda que no tendrás a nadie que te ayude a cargar tu equipaje, ni contarás con la seguridad de alguien que lo vigile cuando tengas que hacer alguna gestión. Por ello, es imprescindible que el equipaje no se convierta en una “carga”.

Otra cosa a tener en cuenta es que al viajar sin compañía conocida, tendrás que tomar más precaución y tener controlada la situación ante eventuales emergencias, ya que serás tu propio auxilio. Infórmate de los requisitos sanitarios necesarios, tales como vacunas, peligros o plagas. También vigila siempre tu dinero, mantente en contacto con tus familiares (te recomendamos que por lo menos alguien sepa dónde vas a estar por si necesitan localizarte en alguna urgencia) y lleva tu identificación siempre contigo.

Respecto al alojamiento, opta por hostales que suelen disponer de habitaciones individuales y son más baratos. También será muy interesante escribir un diario de viaje, puede ser un blog online. Viajar solo es una gran oportunidad para descubrir cosas sobre ti mismo, y la escritura puede ser una herramienta que te acompañe y ayude en las reflexiones durante los momentos de soledad.