Cómo vivir el presente y atrapar el instante
Estar físicamente presente no significa estar realmente consciente de ese momento. Así ocurre cuando nos encontramos en un lugar y, sin embargo, nuestra mente está concentrada en una preocupación o se adelanta a los recados pendientes del día siguiente. Cuando tenemos una preocupación grave es normal que nos cueste un esfuerzo poder evadirnos. Sin embargo, el problema surge cuando de una forma casi mecánica, la persona desconecta de aquello que está haciendo para distraerse con temas pocos importantes.

Una de las claves para vivir presente en el ahora y atrapar el instante reside, precisamente, en tomar conciencia de aquello que estás haciendo en cada momento.

El valor de las primeras acciones

Para vivir el presente y atrapar el instante también es positivo valorar la relación que existe entre el hoy y el futuro, desde el punto de vista de la influencia que acciones presentes pueden tener a largo plazo. Por ejemplo, piensa en la relación que mantienes con tu mejor amigo y cuál fue el inicio de esa amistad. Sin ese primer paso, nada de lo que habéis vivido en común hubiese sido posible.

Cómo vivir el presente y atrapar el instante
Cada día tomamos un montón de decisiones que pueden parecer poco trascedentes y, sin embargo, en muchos casos marcan el camino de inicio de algo importante. Podemos decidir vivir pegados a nuestra zona de confort (aunque este lugar y la felicidad no siempre son paralelos).

O podemos asumir la incomodidad que experimentamos en la zona de aprendizaje que se encuentra fuera de esta zona de confort, en la que podemos poner en práctica nuevas experiencias y hacer cosas distintas de las que hacemos habitualmente.

Tendemos a vivir pegados a una rutina fija que marca nuestra hoja de ruta semanal, sin embargo, un signo de inteligencia emocional es tener la iniciativa de improvisar planes.

Retos concretos

No existe forma más importante de atrapar el momento que a través de la práctica. Por esta razón, debes marcarte retos concretos de propósitos que te gustaría conseguir. Puedes hacer una lista de pequeñas tareas que quieres aplicar a partir de ahora.