Cómo vivir en armonía
La vida hay que vivirla en plena armonía, nada de extremos porque no llevan a ninguna parte, suelen ser perjudiciales para la salud, tanto física como mental. Sin embargo, no siempre en sencillo encontrar el equilibrio, aunque si lo consigues podrás vivir de manera más plena, evitando enfrentamientos y discusiones innecesarias. Ter damos unos cuantos consejos para que logres encontrar esa armonía esencial para una vida.

Lo primero que debes hacer es aceptar los problemas. No debes considerarte un perdedor, un triunfador o un fracasado. Las personas extremistas se caracterizan por un perfeccionismo que las aleja de la realidad. La vida da muchas vueltas y las cosas se ponen en su sitio con el tiempo. Procura conocerte más a ti mismo, de ese modo lograrás evitar perderte en adoptar aptitudes poco convenientes. No caigas en un perfeccionismo aplastante. Es importante resaltar tus virtudes pero también mejorar tus debilidades.

Tampoco es bueno generalizar todo lo que te sucede, nada es para siempre o inflexible, todo es cambiante y se pude modificar. Esto es importante tenerlo en cuenta para no cerrarse en uno mismo. Evita hundirte en las cosas negativas porque eso te imposibilitará ver otras variables para opinar, brindar un consejo o resolver algún conflicto.

Intenta encontrar puntos medios. Llega a acuerdos, negocia y acepta tu forma de pensar o de sentir, aunque no son las únicas que existen y que muchas veces deberás ceder para lograr resultados distintos. Descubrirás que existe otro mundo de ideas más allá de los extremos. Para ello es fundamental mantener los pies en la tierra, apégate más a lo cotidiano, que casi siempre es lo más sano.