Cómo vivir siendo más feliz
Existen pequeños gestos que pueden conectarte con momentos de felicidad de forma casi automática. El bienestar personal es una conquista interior que requiere de un trabajo consciente. Cuando una persona está en un buen momento tiene que poner de su parte para mantenerlo y cuando atraviesa una mala racha, también tiene que hacer lo posible por cambiarla.

Gestos que te ayudan a sentir mejor

Existen gestos que te ayudan a sentir mejor contigo mismo. Uno de ellos es el deporte, en concreto, la natación. Cualquier persona se siente más ágil y ligera en el agua. Una sensación agradable porque el nadador siente que se ha liberado por un rato de todo el peso que lleva sobre su espalda.

Cuando vayas caminando por la calle no mires al suelo sino al frente para ver a otras personas. El contacto humano es enriquecedor. Del mismo modo, echa un vistazo al cielo, contempla la luna con atención porque el firmamento es perfecto.

Despide el día dando gracias por algo en concreto que valores en especial de esa jornada. La gratitud aleja por un momento la queja y la insatisfacción crónica.

Cada día, dedica tiempo de descanso para ti. Cuando haga buen tiempo aprovecha para disfrutar de estos descansos al aire libre. Puedes sentarte en el banco de un parque mientras observas toda la belleza que te rodea y respiras aire puro.

Sal a caminar todos los días y sonríe de una forma consciente de vez en cuando durante el paseo. Puedes culminar ese paseo volviendo a casa por distintos itinerarios para romper la rutina.

Cómo vivir siendo más feliz

Más consejos de felicidad

Sé coherente contigo mismo para sentirte en paz y tener la conciencia tranquila. Practica el bien en tu entorno y sé solidario. No desperdicies tu tiempo en metas imposibles, criticando a otra persona o llorando por una herida del pasado. Vive ahora.