Cómo volver a ilusionarte con las pequeñas cosas
Las personas verdaderamente felices son aquellas que tienen una capacidad notable de ilusionarse con los pequeños detalles del día a día que son los que dan un sabor dulce a la rutina cotidiana. ¿Cómo volver a ilusionarte con más intensidad por detalles simples de la rutina?

Todo tiene principio y final

Tanto en una etapa de alegría como en una etapa de tristeza conviene poner el punto de atención en el momento presente recordando que toda etapa tiene principio y final. Cuando tomamos conciencia de ese posible cambio, ponemos de un modo más intenso la atención en el ahora.

Elabora una lista de tus momentos felices

Elabora una lista de aquellos momentos cotidianos que para ti son especialmente felices. No estamos hablando de una felicidad trascendental sino del bienestar que reportan ciertos instantes en la balanza emocional.

Cómo volver a ilusionarte con las pequeñas cosas

Qué cosas has dejado hacer

Con el paso del tiempo y la responsabilidad de las obligaciones propias de la madurez, existen personas que dejan de realizar actividades con las que disfrutaban. Si echas de menos algún hábito en tu vida, entonces, intégralo de nuevo.

Apuesta por la autenticidad

Apuesta por la autenticidad de ser tú mismo asumiendo que se paga un precio por ello. Por ejemplo, ser coherente contigo mismo puede hacerte tomar la decisión de romper el contacto con alguna persona con la que no te sientes bien. Pero al hacerlo, estás abriendo la puerta a la posibilidad de descubrir tu verdadera felicidad al encontrar amigos con los que de verdad seas compatible.

La ilusión por las pequeñas cosas crece cuando tienes la sensación de estar en el lugar correcto. Es decir, cuando sientes que eres coherente con tus ideas y existe una línea lógica entre pensamiento, sentimiento y acción. Ilusionarte o no hacerlo es una decisión personal: ¿Qué opción prefieres?