Compartir tiempo en pareja
Con frecuencia se pone una atención especial en lo importante que es compartir tiempo en pareja para potenciar esa relación, sin embargo, más allá del tiempo que compartes con una persona lo que de verdad tienes que preguntarte es cómo te sientes al estar a su lado durante esos momentos de ocio compartido. En breve se celebran las fiestas de Navidad, un momento en el que salen a la luz muchas frustraciones personales y heridas no resueltas, precisamente, porque muchas parejas han tapado con el trabajo carencias afectivas a las que han dado la espalda.

No dar la espalda a la realidad

El tiempo de calidad es lo más importante en una relación de pareja, sin embargo, también puede suceder que dos personas compartan mucho tiempo en común pese a que no se sienten realmente felices. Por ejemplo, puede ocurrir que dos personas se aburran. Conviene hacer análisis e introspección para establecer cambios en una relación de pareja, tomando decisiones que puedan potenciar esa relación.

Conviene tomar los espacios de reencuentro como una oportunidad para conocer mejor a la otra persona. Uno de los errores frecuentes en una relación estable es que cada uno piense que ya lo sabe absolutamente todo sobre el otro. En realidad, las personas evolucionan constantemente.

Compartir tiempo en pareja

La presión por el trabajo

No siempre ocurre que una persona tape de una forma consciente conflictos en su relación a través de su atención en el trabajo. En realidad, la presión profesional es muy elevada y ello puede marcar una distancia en una relación entre dos personas que se quieren. Conviene establecer pactos para encontrar tiempos en los que estar juntos y desconectar de todo lo demás a través de planes semanales que se transformen en hábito. Y es que, aunque el amor rutinario parece poco romántico, la realidad es que las costumbres positivas son muy necesarias en una relación.