Condiciones para ser feliz
Uno de los objetivos que persigue todo ser humano es alcanzar el mayor grado de felicidad posible. Aunque es cierto que lograrlo depende en gran parte de nosotros, a través del pensamiento positivo, el optimismo y la lucha por lograr nuestros objetivos, los psicólogos han determinado una serie de condiciones necesarias para ser felices, y sin las cuales lograrlo es prácticamente imposible.

Cada persona, según su escala de valores, considera más o menos importantes cada uno de estos puntos, pero, en conjunto, todas son prioritarias a la hora de alcanzar la felicidad.

– Tener una relación con al menos una persona en la que nos sintamos libres para expresar nuestros temores, preocupaciones, sueños, deseos, etc., es decir, una persona en la que podamos confiar.

Habitualmente, esta confianza la ofrece la pareja, pero la felicidad no se circunscribe sólo a tener pareja, sino a un amigo, un hermano o cualquier otra persona en la que depositemos dicha confianza.

– No desear ser felices todo el tiempo: Debemos aceptar que la felicidad es una emoción efímera y que, a lo largo de nuestra vida, podemos sentirnos felices o desgraciados. Este pensamiento nos ayudará a superar los momentos de infelicidad, sabiendo que también son pasajeros y serán sustituidos por aquellos en los que somos felices.

– Saber qué es lo que nos hace felices: Una de las mayores causas de infelicidad es no encontrar aquello que nos hace sentir plenos, que nos hace vibrar y sentirnos vivos. Saberlo y, por tanto, realizarlo, es una condición indispensable para ser feliz.

– No autoexigirnos de forma exagerada: Un determinado nivel de auto exigencia es necesario para el logro de nuestras metas, pero el perfeccionismo es un gran generador de su sufrimiento y, por tanto, enemigo de la felicidad.

– Cultivar el sentido del humor: nos ayuda a ser más positivos y a desdramatizar lo que nos ocurre.