Confiar en ti mismo
No confiar en ti mismo puede tener graves consecuencias para la autoestima que te mereces. Si confías en ti podrás tener más seguridad y podrás creer en tus posibilidades, pudiendo así lograr aquello que te propongas. Si no confías en ti, nadie lo hará. Quizá esto te pueda hacer sentir molesto con el mundo y puede que te sientas bloqueado ante las circunstancias de la vida provocándote inseguridad y falta de autoestima. No te boicotees a ti mismo para hacer las cosas y así podrás hacerlas bien, construye tus autoestima, tus posibilidades, confiando en tus posibilidades. Verás que así podrás lograr cualquier cosa.

Adiós pensamientos negativos

Olvídate de aquello que perturba tu mente, apúntalo en un papel para sacarlo de tu cabeza. Céntrate en aquello que quieres lograr y qué necesitas para llegar a esas metas. Cambia tu actitud negativa y hazlo con pensamientos positivos.Cree en ti y en tus posibilidades. Esos pensamientos te ayudarán a cambiar tu actitud, a sentirte bien y a poder logar aquello que te propongas. Si estás acostumbrado a tener pensamientos negativos al principio te puede costar, pero no desistas y no te arrepentirás porque tú tienes el poder de tu mente.

No te compares con los demás

Compararse con los demás es un error común. ¿Te comparas con los demás? ¿Por qué lo haces? No mires con envidia lo que tienen los demás y lo que a ti “te falta”. Disfruta lo que tienes sea más o sea menos, porque si lo haces, serás mucho más rico que aquel que amansa grandes fortunas pero no sabe valorar las cosas de la vida.

Confiar en ti mismo

Confía en ti mismo

Te propongo un reto para tener más confianza en ti mismo. Sé actor por un día y actúa como si tuvieras una confianza absoluta en ti mismo. Piensa en varios aspectos: ¿Cómo actuarías? ¿Qué pensarías? ¿Cómo hablarías? ¿Cuáles serían tus pensamientos? ¿Qué intentarías conseguir? Actúa un día entero sobre este persona y si te gusta lo que sientes y lo que consigues, ¿para qué cambiar? Si sigues así verás cómo poco a poco dejarás de ser ese personaje y la confianza en ti se apoderará como arte de magia.

Piensa en oportunidades y no en obstáculos

Las oportunidades son para aprovecharlas y no debes dejarlas escapar porque pienses que no eres capaz. ¿Por qué? Porque las pierdes. Puedes conseguir todo lo que te propongas y además, te lo mereces. Así que actúa y cógelas.

Aprende de los errores

Si te equivocas en las oportunidades o en aquello que te propongas no te preocupes, porque los errores son los mejores maestros. Nunca te frustres por haberte equivocado, alégrate, porque es algo positivo y debes saber que sirven para aprender a hacer las cosas mejor la próxima vez.

¡Sonríe!

Y sobre todo … ¡Sonríe a la vida! La sonrisa y la risa son, además de la medicina del alma, las mejores armas para tener confianza en ti mismo porque te dará las fuerzas que necesitas para creer en ti y ver la vida con optimismo.