Conoce tu personalidad con los Cinco Grandes
Dentro de los diferentes métodos que tenemos para conocer nuestra personalidad, uno de los más utilizados es el denominado modelo de los Cinco Grandes, que se llama así porque se definen los rasgos de la personalidad en cinco grandes grupos. Cada grupo está compuesto por un par de rasgos que se consideran opuestos, como extraversión e introversión y combinando los resultados que cada uno de nosotros obtenemos en cada grupo, obtendremos una valoración de nuestra personalidad. Los rasgos analizados son los siguientes:

– Extraversión frente a introversión: La extraversión indica que la persona es sociable, le gustan las actividades en grupo, estar con otros y no disfrutan estando solos. La introversión, por el contrario, es el rasgo propio de aquellas personas que son reservadas y que prefieren realizar actividades en solitario antes que en grupo, sin que por ello sean asociales.

– Apertura a la experiencia frente a convencionalismo: La apertura indica el deseo de vivir experiencias y situaciones nuevas o desconocidas y el espíritu aventurero.

El cerrarse a las nuevas experiencias es propio de aquellas personas a quienes les gusta tenerlo todo controlado y no llevarse sobresaltos, sabiendo casi en todo momento lo que va a suceder.

– Responsabilidad frente a irresponsabilidad: Las personas responsables tienen un alto sentido del deber, son competentes y ordenados. La irresponsabilidad es característica de aquellos que no quieren asumir ningún compromiso consigo mismos o con los demás.

– Amabilidad frente a antipatía en nuestras relaciones con los demás.

– Estabilidad emocional frente a inestabilidad: La primera nos permite sentirnos equilibrados mientras que la segunda implica angustia, depresión, etc.

Por supuesto, los ítems del test son mucho más complejos, por lo que la valoración que se hace de nuestra personalidad es muy fiable.