Conocer gente por Internet, ¿es todo lo que parece?
Es muy habitual en la sociedad en la que nos encontramos conocer a personas por Internet, ya sea por las redes sociales, por foros…etc. Y está muy normalizado. Se crean amistades cortas, largas, pasajeras… pero también nace el amor entre dos personas que quizá nunca se han visto. Pero, ¿realmente es amistad o amor lo que se crea?

Hacerte amigo de alguien

Es posible hacerte amigo de alguien sin haberle visto nunca físicamente y teniendo únicamente un contacto online o telefónico. Pero, ¿Cómo es posible sin ni siquiera poder verle la expresión facial? ¿Sin ver sus gestos o su lenguaje no verbal?

Imaginación al poder

La imaginación es muy poderosa, y cuando nos hacemos amigos de alguien por Internet es muy común que la mente le haga al amigo desconocido muy atractivo e incluso más cercano que aquellas personas que tienes a tu lado realmente. La imaginación acostumbra a atribuir a esta persona desconocida cualidades que inconscientemente quieres que tenga. Por ejemplo puedes querer que sea una persona cálida, considerada, recurrente, divertida, amable, cariñoso… y tu imaginación hace que así lo veas.

Conocer gente por Internet, ¿es todo lo que parece?

Sé realista

Es cierto que Internet es una herramienta muy potente y ayuda de una manera muy fácil a conocer a personas, sobre todo si eres una persona tímida o introvertida que le cuesta crear amigos fácilmente. Pero es una herramienta que debe ser utilizada con conocimiento y sabiendo los riesgos que tu imaginación puede atribuir.

Pero atribuir a una persona cualidades que sólo tú quieres que tenga es auto engañarte, por lo que si después descubres que no es cómo esperabas (o cómo te habías imaginado) la decepción puede ser muy grande.

Si conoces a alguien por Internet y quieres entablar una relación de amistad, te aconsejo que hables con esta persona desconocida primero por teléfono y antes de considerarle tu amigo intenta conocerle en persona ya que ésta es la única manera de que se pueda consolidar una amistad verdadera entre vosotros.