Consejos de apoyo para cuidar al cuidador
Ejercer el rol de cuidador de una persona dependiente, supone un alto nivel de renuncia personal. Sin embargo, con una sencilla pregunta puedes mostrar empatía hacia quien está al cuidado personal de otro ser humano: “¿Y tú qué tal te encuentras?”. Generalmente, las personas ponen el interés en el enfermo y en cómo se encuentra. Sin embargo, mostrar interés por qué tal está el cuidador que es quien asume gran parte de la tarea, significa tener empatía con esa persona. Darle su espacio. Y esta comunicación es importante para mejorar la asertividad.

Puedes cuidar al cuidador de formas muy diferentes, a través de gestos sencillos. Por ejemplo, facilítale información que pueda ser de interés. Actualmente, ante el auge de personas de la tercera edad y el mayor número de cuidadores, cada vez más organizaciones ofrecen cursos sobre “Cómo cuidar al cuidador”.

Consejos para cuidar al cuidador

Participar en una experiencia de este tipo puede ser una vivencia muy constructiva para quien está viviendo un proceso de estas característsicas.

Consejos de apoyo para cuidar al cuidador
Algunos cuidadores realizan su tarea de una forma tan vocacional y casi a tiempo completo que un buen regalo que puedes hacer a esa persona es encargarte tú, el día que puedas y cuando te venga bien, durante unas horas del cuidado del paciente para que el cuidador pueda salir a pasear, merendar, hacer un plan y distraerse. Es fundamental que el cuidador pueda tener su propio espacio y descansar.

Tristemente, con frecuencia, no se visita a las personas mayores con la regularidad deseada. Por esta razón, algo que puede mejorar la calidad de vida del paciente y del cuidador es tu visita y tu compañía. A través de estos gestos muestras interés, atención, compañía, aportas conversación, traes novedad a un hogar en el que la rutina lo es en el sentido literal de la expresión. Si te apetece, también puedes llevar revistas para que lea el cuidador, o un postre casero que has elaborado para que ambos lo disfruten.

Consejos de apoyo para cuidar al cuidador

Tener empatía con el cuidador

Todos en nuestro entorno podemos conocer a alguien que, sin ser familia directa, está atravesando estas circunstancias. Y mirar hacia otra parte y poner excusas para no colaborar o, por el contrario, tener una implicación emocional en esta situación, es una decisión libre y personal. Cada vez existen más formas de comunicación. Por tanto, a través de las llamadas de teléfono, los mensajes de whatsapp y redes sociales también puedes mantener una cercanía con el cuidador a quien, debes ver más allá de este rol.

En muchas ocasiones, falta empatía con esas personas que realizan una labor tan noble, incluso aunque en muchos casos se trate de un trabajo remunerado como ocurre en el caso de quienes trabajan como internos en la casa del paciente. Un trabajo de alta exigencia y sueldo bajo. En muchas ocasiones, las familias no toman conciencia de lo importante que es elevar el salario emocional a través del reconocimiento hacia esa persona que no es una máquina pese a que, en ocasiones, se siente tratada como tal.