Consejos para ayudar a una persona deprimida
¿Alguna persona de tu entorno cercano está deprimido? En ocasiones genera mucha impotencia ver a un amigo cercano o familiar que está pasando por un momento tan vulnerable y no poder hacer nada al respecto, o bien porque no sabemos o bien porque no se deja ayudar. ¿Difícil situación verdad? En las siguientes líneas quiero aconsejarte con algunas maneras de intentar ayudar a esa persona que te preocupa. Pero recuerda, que si no quiere ayuda, no habrá mucho más que hacer por tu parte ya que necesitará un profesional.

No busques el motivo

Cuando una persona está deprimida no tiene por qué tener un motivo en concreto para estarlo, así que no intentes buscarlo para consolarle, es posible que no lo tenga tampoco claro.

No es algo irreal

A veces si no se encuentra el motivo se entra en el error de pensar que es algo irreal y que esa persona que está sufriendo no se ciñe adecuadamente a la realidad. Esto no es así y no trates de convencer a la persona deprimida de que no tiene motivos para estar así. La depresión aunque te confunda, es una realidad.

Consejos para ayudar a una persona deprimida

Cuidado con tus palabras

Utilizar frases del tipo: “No estés triste que hace un buen día”, “Alegra esa cara que no es para tanto”, “No entiendo porque no eres feliz si lo tienes todo para serlo”… no ayudan nada. Es absurdo utilizar estos comentarios. ¿Le pedirías a alguien que tiene gripe que deje de tenerla?

Ni te enfades ni le agobies

Intenta no enfadarte puesto que si lo haces le estarás dificultando mucho las cosas, ya que se sentirá culpable por tu enfado.

No le agobies sugiriéndole cosas o actividades que están por encima de sus capacidades actuales, como ir a una fiesta con mucha gente. Es mejor que le propongas sugiriendo sin agobiarle.

Y sobre todo, evita comentarios hirientes del tipo: “Esto te pasa porque no tienes cosas más importantes en las que pensar”.