Consejos para comunicarse y entenderse bien
Nadie dijo que la comunicación entre las personas fuera sencilla, pero si ponemos de nuestra parte puede ser mucho más fácil de lo que te imaginas en estos momentos. Es posible que estés acostumbrado a conversaciones en las que las acusaciones o las palabras malsonantes sean las protagonistas en todo momento, pero esto no tiene que ser así. Cualquier hábito negativo en la comunicación entre las personas puede hacer que el entendimiento se vea afectado e incluso que sea totalmente nulo.

Para que esto no ocurra hay que tener en cuenta algunos detalles en la comunicación para que las personas puedan entenderse bien y sin deficiencias básicas en la interacción oral. Pero tendrás que poner de tu parte, es posible que al principio te cueste un poco recordar cada uno de estos consejos, pero una vez que lo hagas, y veas todas las mejoras que consigues en tu comunicación con los demás, agradecerás haberte esforzado.

Pide, pero no exijas

Solemos caer en el error de pensar que las personas tienen que hacernos los favores que nosotros creemos, pero esto no es así y además es una falta de respeto. En cambio si pides, estarás pidiendo con educación y además respetando a la otra persona.

Pregunta, no acuses

Es importante que nunca se señale con el dedo, porque acusar sólo conseguirá que la persona que se siente víctima de ese acoso se ponga a la defensiva y las posibles vías de comunicación se rompan.

Comportamiento, no personalidad

Cuando quieras cuestionar algo, cuestiona el comportamiento de una persona, no su personalidad. Si etiquetas a una persona no estarás logrando que cambie su actitud, sino todo lo contrario, estarás consolidando su posición.

Consejos para comunicarse y entenderse bien

Comunicación mejor que silencio

Cuando existe algo que se debe hablar entre las personas hay que hacerlo por mucho que cueste, acumular resentimiento acaba produciendo una hostilidad que sólo destruirá lo que hay alrededor. Además tendrás que tener en cuenta que los temas que se quieran discutir hay que hacerlo en el momento y uno por uno. No te guardes un “as bajo la manga” para cuando te convenga a ti, esa actitud es ruin.

No generalices

Generalizar sólo sirve para manipular o chantajear a la persona, por lo que no son efectivas y pueden crear un conflicto entre las personas que se intentan comunicar. Evita etiquetar a tu interlocutor con palabras como “tú siempre” o “tú nunca”.

Las verdades, duelen

Hay que saber que muchas veces las verdades son necesarias y que duelen, pero deben ser afrontadas. Además cuando se habla con las personas hay que cuidar mucho los gestos, el tono o el lenguaje corporal, puesto que son mensajes adicionales que a veces hablan más que las propias palabras.