Consejos para desarrollar la resiliencia
Durante la vida podemos vivir muchas situaciones que nos hagan desarrollar la resiliencia para poder salir hacia adelante y afrontar así los obstáculos que nos va poniendo la vida. ¿Quién no tiene o ha tenido dificultades en su día a día? Siempre nos encontraremos a medida que la vida avanza con obstáculos más grandes o más pequeños pero que se deben aprender a sobrellevar o quizá a superar para poder continuar creciendo.

La resiliencia es crucial para la vida de cualquier persona independientemente la edad que se tenga, el contexto en el que se viva, las circunstancias personales que hayan tocado vivir…siempre antes o después necesitaremos ser resilientes para poder llevar una vida más plena. Tu felicidad dependerá de la capacidad que tengas de ser resiliente ante la vida y tu capacidad de vencer las adversidades cotidianas o al menos adaptarse de la mejor forma posible a las piedras del camino, ya sea en forma de decepciones, desengaños, estrés, fracasos, pérdidas o cualquier otro tipo de circunstancia que nos haga sufrir malestar. Hoy quiero darte algunos consejos para que puedas desarrollar mejor tu resiliencia en tu día a día.

Acepta tus sentimientos

Lo primero que se debe conseguir es aceptar las emociones y los sentimientos que se sienten, así que no los reprimas porque ser resiliente nos significa no sentir nada. Los dolores, el malestar y los sentimientos negativos no son algo malo si te sirven para afrontar adversidades y luchar por tu mejora interna.

Consejos para desarrollar la resiliencia
Una vez que hayas asumido esos sentimientos que tienes dentro de ti podrás aceptar y aprender de ellas pudiendo gestionar tus emociones y de este modo encontrar el camino que te haga sentir mejor. No pretendas conseguirlo de la noche a la mañana, pero con constancia e intentando conocerte a ti mismo cada día un poco mejor empezarás a comprenderte y a dominar los sentimientos que antes te dejaban estancado en un abismo de malestar.

Motivación interior

Cuando sufres una adversidad el primer deseo que tendrás será el de sumirte en tu dolor y encerrarte en un rincón oscuro esperando a que todo el dolor que sientes pase…pero si lo haces no pasará, sólo crecerá. Para que realmente puedas convivir con ello tendrás que pasar la etapa de dolor y empezar a ver todas las cosas que existen mucho más allá del dolor, la pérdida, el desengaño o la frustración. Piensa en tu vida, en tus ganas de seguir hacia adelante, de sentir la ilusión de vivir con tu gente, de seguir tu plan de vida…ten un objetivo en mente y lucha por él cada día. No pierdas la sonrisa y confía en ti mismo y en tus posibilidades de mejorar.