Consejos para empezar el día en positivo
El inicio del día es un momento especialmente complejo para aquellas personas que experimentan algún tipo de tristeza. El esfuerzo emocional que se necesita en este tipo de casos para comenzar la jornada es todavía mayor. ¿Qué hábitos son positivos para comenzar la jornada con ilusión? Tener expectativas realistas es el primer paso, es decir, es difícil experimentar una gran emoción de alegría cuando suena el despertador a primera hora para ir a trabajar.

Cuando una persona confunde la felicidad con la emoción se frustra puesto que existen muchos momentos de la vida en los que es posible estar bien a nivel interno aunque no se experimente gozo o alegría. Para comenzar la jornada en positivo es esencial concretar una rutina de inicio a modo de una hoja de ruta.

Planifica algunos detalles

Conviene dejar algunos detalles planificados el día previo: tener listo el almuerzo para ir al trabajo. Esta planificación aporta ahorro de tiempo a primera hora de la mañana siguiente. Puedes poner el despertador, diez minutos antes de lo que lo haces habitualmente para comenzar la rutina con más tranquilidad. Uno de los hábitos más negativos es comenzar un nuevo día con prisa.

Consejos para empezar el día en positivo

Otras ideas prácticas

Puedes charlar con tu familia durante el desayuno o si vives ese momento en soledad, también puedes aprovechar esos minutos para leer una revista, escuchar música o un programa de radio.

La mayoría de las personas que escriben un diario tienden a realizar sus anotaciones por la noche cuando al final del día tienen una perspectiva de la jornada. Sin embargo, también es muy saludable potenciar el hábito de escribir una frase positiva cada día a primera hora. Una frase que puede ser una visualización de un deseo que te gustaría concretar en ese día. Ir caminando al trabajo o realizar parte del desplazamiento a pie incrementa el buen humor.