Consejos para estar más acompañado
En la vida, uno de los peores enemigos de la felicidad es la soledad. Es decir, la amargura que existe detrás de la falta de cariño, de apoyo y de consuelo. La sociedad actual, favorece que haya tantas personas solas. Y es que, el individualismo es una tónica evidente. ¿Cómo puedes estar más acompañado en tu rutina diaria? En primer lugar, si te sientes muy solo, puedes valorar la posibilidad de buscar pareja.

En este sentido, hoy día, cada vez son más las personas que se conocen a través de internet. Pero por supuesto, tampoco debes dejar escapar las oportunidades de conocer gente nueva en tu rutina diaria. La amistad también es una fuente muy potente de compañía. Por ello, sería adecuado que tuvieras unas rutinas de planes a lo largo de la semana. Por ejemplo, puedes ir al cine el día del espectador con tu grupo de amigos, después, podéis hablar sobre la película.

Compartir la vida es una forma de tener compañía. Además, también existe el afecto que surge de la familia. Por ello, más allá de la diferencia generacional, intenta disfrutar de tus padres, aprende de ellos y de la sabiduría que surge a partir de la experiencia. No busques compañía de forma obsesiva ya que la desesperación produce el efecto contrario al deseado, en ese caso, los demás, se alejan.

Un trabajo en el que sientes que aportas cosas buenas, también te reporta sensación de ilusión. Una ilusión que te hace sentirte acompañado en tu ser en el mundo como diría Heidegger. En algunos casos, conviene analizar también las posibles causas de la soledad para buscar un remedio. Por ejemplo, un mal carácter, con cambios bruscos de humor, hace que muchas personas se sientan solas. Pero hasta que no toman conciencia de su modo de relacionarse con los demás, no pueden pedir ayuda.