Consejos para estar más activo
La actividad forma parte de la vida de muchas personas. Sin embargo, otras se dejan llevar por la pasividad y la tristeza. En algunos casos, como por ejemplo, en el caso de aquellos enfermos que tienen depresión, deben poner mucho de su parte para luchar contra el deseo de no querer hacer nada. El bienestar surge de la actividad, de la capacidad de tener ilusiones e inquietudes en la rutina diaria.

De una forma paradójica, algunas personas también viven en un plano ideal, es decir, con muchos proyectos en la teoría pero llevan pocas de esas acciones a la práctica. ¿Cómo puedes estar más activo y ser feliz? En primer lugar, planifica una agenda y cúmplela. Ten tu tiempo ocupado. Por otra parte, en caso de que te cueste madrugar por la mañana, por ejemplo, puedes buscar fórmulas para salir de casa temprano. Quedar a desayunar con un amigo, hacer un curso a primera hora de la mañana, ir a pasear… Se trata de empezar el día con optimismo y poder disfrutar de la sensación de un día maravilloso por delante, no importa que sea lunes o sábado.

Reduce el tiempo que ves la televisión al mínimo posible. Por ejemplo, puedes dejar el tiempo de tele para la noche, momento ideal para descansar del cansancio del día y poder desconectar gracias a un buen programa o una película de calidad. Cuida también de la actividad de tu mente: para ello, lee libros, disfruta de conversaciones profundas, escucha la radio, sigue estudiando, infórmate sobre los temas de actualidad… Ten una vida social activa: queda con tus amigos, concédete el regalo de hacer nuevas amistades, disfruta de la ilusión de quedar con los demás y viajar en grupo, implícate con tu familia… Y también, disfruta del tiempo de ocio de una forma independiente sin tener que depender siempre de otras personas.