Consejos para hablar de tus sentimientos
Existen muchas situaciones en la vida en las que una persona tiene la necesidad de expresar sus sentimientos. Este paso no resulta sencillo cuando la persona se censura a sí misma. El sentir es libre. Nadie puede venir a decirte cómo tienes que sentirte ante una situación determinada porque cada persona es distinta y reacciona a su modo.

Céntrate en ti

Cuando tengas la necesidad vital de expresar tus sentimientos debes centrarte en ti y no pensar tanto en quien te está escuchando con atención. Una vez que hayas terminado de expresar tu mensaje, dale las gracias a esa persona por estar ahí y por el bien que te ha hecho con su presencia.

Simplifica el mensaje

En la comunicación humana existen muchos ruidos de por medio: estado de ánimo negativo, prejuicios, preocupaciones… Cuanto más simplifiques tu mensaje más fácil será para el interlocutor conectar con el mensaje esencial que le quieres transmitir. Evita decir: “¿Me has entendido?” Es mejor que añadas: “¿Me he explicado bien?” Evita dar rodeos porque la mente suele desconectar ante los discursos demasiado repetitivos.

Busca un buen lugar para hablar

El lugar en el que tener una conversación importante te determina de una forma positiva porque cuando encuentras un lugar en el que te sientes cómodo, también aumenta tu libertad para decir qué piensas. Lo positivo es buscar un lugar que sea tranquilo y poco frecuentado para evitar interrupciones.

Hablar de un tema importante también genera cierta tensión física. Ten a mano un botellín para poder beber cuando necesites un poco de agua.

Consejos para hablar de tus sentimientos

Decide hasta dónde quieres contar

Decide hasta dónde quieres contar porque tú eres libre de compartir hasta el grado en que desees tu intimidad con la otra persona. Si quieres hablar con alguien en quien tienes una confianza plena, aprovecha esa confianza para abrir tu corazón de par en par.