Consejos para mimarte a ti mismo
En la vida, existe el riesgo de esperar más de los demás que de uno mismo. Sin embargo, conviene entender que cada persona tiene sus preocupaciones y sus intereses, por ello, tiene otras prioridades y por mucho que alguien te quiera, no cubrirá tus vacíos emocionales tan bien como tú si te das ese respeto que mereces. Los mimos nos recuerdan a la infancia pero en realidad, son una forma de cariño muy necesario y también, muy merecido.

De hecho, uno de los grandes problemas a nivel emocional es que una persona no se considere digna de recibir afecto. Así sucede cuando en un plano inconsciente las personas rechazan cualquier muestra de cariño o de reconocimiento. Para aprender a recibir cariño, cuando alguien te diga algo bonito o tenga un gesto que te ha gustado, di, simplemente, gracias.

El cariño hacia ti mismo

El cariño puede salir de ti, y recaer en una persona externa, por ejemplo, tus amigos, tu familia, un compañero de trabajo, o incluso, un desconocido. Sin embargo, el cariño también puede salir de ti y quedar en ti. De hecho, la base del amor hacia los otros se fundamenta en una buena autoestima.

Hazte la vida cómoda, busca el placer en la rutina diaria porque los momentos agradables te dan fortaleza y mitigan cualquier sufrimiento.

Consejos para mimarte a ti mismo

Cómo recibir más cariño de los demás

Los seres humanos somos muy complejos en muchos momentos. A veces, esperamos algo que somos incapaces de expresar, por tanto, queremos que adivinen nuestro pensamiento. Si quieres recibir más cariño de alguien de tu entorno, entonces, expresa claramente tu necesidad, dile cómo te sientes. Seguramente, ni siquiera se ha dado cuenta de qué te pasa, y te agradecerá que se lo hagas saber.